Y llegó el otoño. Caen las hojas, los días desaparecen en el horizonte a primeras horas de la tarde,sopla el viento y los fines de semana por la tarde nos apetece estar en casa en el sofá con una mantilla por encima. Apetecible, ¿verdad? 

El otoño es una estación que sirve para el recogimiento después de las exaltaciones veraniegas. Miramos hacia dentro y hacemos acopio de la energía que necesitaremos para afrontar el duro invierno.También los alimentos de esta época se encargan de suministrarnos aquellos nutrientes que nuestra salud necesita justo ahora, en otra maniobra de la sabia madre naturaleza. Y algo que une a muchos de estos alimentos del otoño, tan simple como un color: el naranja.

Por eso hemos denominado este post así, La estación naranja, porque desembarcan en nuestra despensa frutas, hortalizas, setas, con ese potente color, cargados de beta-carotenos y un montón de cualidades maravillosas que nos ayudan a cubrir todas las necesidades de nuestro organismo de la forma más natural: comiendo los productos de la temporada.

Hoy destacamos dos de ellos: la calabaza y el  boniato. Vamos a hacer un rápido repaso de porqué debemos incluirlos en nuestra dieta ahora que están en todo su esplendor:

La calabaza. Existen muchas variedades que podemos disfrutar a lo largo de todo el año, pero es en esta época cuando más la consumimos y cuando su variedad más famosa, con cara de Halloween, llega a nuestras cocinas. Desde el S.XV en que los españoles la introdujimos en Europa, nos acompaña a la mesa en forma de guisos, en cremas, salteada, gratinada…

Con un aporte calórico muy bajo y rica en fibra, es ideal para alimentarse bien y no engordar, ya que además su componente principal es el agua.

Aquí os dejamos un link con un sinfín de recetas con calabaza:

 

http://www.gastronomiaycia.com/2014/01/05/doce-nuevas-recetas-con-calabaza-faciles-y-deliciosas/

                             

                                                                                   

 

El boniato. También se conoce como batata o patata dulce (sweet potato en inglés)Este tubérculo tiene distintas variedades también, pero la más conocida es la de forma alargada con la carne naranja. Tiene unos valores nutricionales parecidos a la patata, pero es más dulce. Es rico en carbohidratos, provitamina A y diversos minerales. Si tienes problemas en el riñón como cálculos renales no se recomienda su consumo, ya que contiene oxalatos, que dificultan la absorción del calcio por parte de nuestro organismo..

Este alimento admite recetas saladas y dulces. Resulta riquísimo asado simplemente, o frito como si fuera patata, en cremas, sopas, frito, en mermelada…       combina estupendamente con canela, miel, coco y frutos secos.

Os dejamos también un enlace con recetas para que le saquéis partido al boniato:

 

https://cookpad.com/es/buscar/boniatos

                                                                                                                                                   

                                                                         Imagen cortesía de www.enbuenasmanos.com 

 

Esperamos que hayáis aprendido un poquito más sobre los alimentos que nos acompañan en todo su esplendor durante el otoño. Hasta la próxima entrega!


Escribir un comentario