¡Los amigos tienen que conocerse! ¿Verdad? Y como acabamos de hacernos amigos hace poquito, en Blai Peris hemos pensado que sería bueno hacer las presentaciones bien hechas, para que nos pongáis cara y sepáis quién y por qué está detrás de esta empresa.

Parece lógico que comencemos por los fundadores y creadores de esta casa, así que hoy os vamos a presentar a Eduardo y Mª Carmen. Ellos forman un tándem que funciona a la perfección, al frente de la familia Peris y de su empresa, Blai Peris.

Las damas primero: Cuando era joven, Mª Carmen, quinta de ocho hermanos, abandonó su pueblo (Canicosa de la Sierra, Burgos) y se fue a estudiar con una beca para alumnos brillantes a Burgos capital. Terminó en Barcelona sus estudios de delineante en construcción. A los 25 conoció a otro joven emprendedor con ganas de comerse el mundo en un viaje a Ibiza: Eduardo Peris.

                                                                                     

                                                                                      Eduardo y Mª CArmen en la actualidad, con sus dos hijos y su nieto.

 

La familia de Eduardo sobrevivía en Bot (Terra Alta, Tarragona) con unas pocas tierras y una granja de pollos. Culminó sus estudios en Artes Gráficas en Sarrià y marchó a Almunia de Doña Godina, a un centro de los Salesianos donde impartía clases y perfeccionaba sus conocimientos en artes gráficas. Tras una interrupción para hacer “la mili” se dedicó de lleno a esta disciplina, llegando a coordinar equipos de hasta 200 personas.

Pero volvamos a 1975, cuando conoció a Mª Carmen…Fue en esa época cuando él pensó que quería ser su propio jefe. Entonces fue cuando realizó su primer proyecto de empresa de la industria alimentaria: una fábrica de zumos de frutas. Al final el proyecto no llegó a materializarse, pero Eduardo aprendió muchísimas cosas que pondría en práctica más adelante al fundar su propia empresa…

Bueno, pues aquí tenéis el germen de nuestra historia; en la próxima entrega más!!

 

 

  

 


Escribir un comentario