UN ENTORNO QUE IMPRIME CARÁCTER
 
Entre campos de olivos, almendros y vid, cultivos de las tierras de secano propios de la Terra Alta (Tarragona), nació Blai Peris, una empresa familiar con devoción por experimentar, descubrir, deleitar a los sentidos a través de una materia prima humilde y abundante en esta comarca del suroeste catalán, básica en la cultura gastronómica mediterránea y con un sinfín de posibilidades: la aceituna.